Espacios del barroco en ciudad real

978-84-7789-388-2
CASTELLANO
247
24cm
17cm
GENERAL
-5%
12,00 €
11,40 €

La arquitectura barroca de la provincia de Ciudad Real está condicionada por razones sociales, culturales y económicas. Una arquitectura que, dentro del ámbito de la Contrarreforma, es esencialmente religiosa. Las órdenes religiosas desarrollan una intensa actividad que busca los municipios más poblados. Jesuitas, agustinos, dominicos y trinitarios tuvieron una presencia importante en numerosas poblaciones de la provincia, con la singularidad de Almagro y Villanueva de los Infantes. Los poderes civiles van a ejercer mediante el mecenazgo su influencia en muchas fundaciones, promoviendo su construcción o mantenimiento. La ostentación del poder de los miembros de las órdenes militares, de los hidalgos, o de una burguesía con poder económico en la agricultura y la ganadería estará detrás de muchas de estas actuaciones. Y junto a ello, la visión festiva del Barroco que trata de aunar las tradiciones populares con las creencias religiosas, dando lugar a la construcción de santuarios y ermitas que vinculan la vida de cada zona del municipio con la actividad religiosa o establece una conexión festiva del